Personal de admisión y control de accesos.

En su juventud, Jorge Bergoglio trabajó de “Patovica” (expresión argentina). Es decir, el Papa Francisco fue “portero” de discoteca. Lo confesó en la Iglesia de San Cirilo alejandrino en una charla informal de cuatro horas a un grupo de fieles. En Roma.

Una de las interpretaciones del concepto de interés, según Herbart, es que se trata de una actividad espontánea de naturaleza intelectual, que no es más que la atención reforzada por una tensión activa. Definiéndose como de un fruto provocado por la experiencia.

La educación, según M. Mounier, no es hacer, sino despertar personas. Por definición, una persona se suscita por invocación, no se fabrica por domesticación.

Pitágoras, consideraba muy necesaria la armonía para establecer el justo equilibrio entre dos fuerzas opuestas. A él le atribuyen no pocos investigadores el honor de usar por vez primera la palabra cosmos. Bien pudiera entenderse la armonía como la unificación de lo múltiple y el acuerdo de lo discordante.

En la imagen que acompaña al título del presente artículo, pongo un grupo de profesionales del sector, que con su gran labor, hacen que las noches resulten seguras y amenas para todos, clientes y trabajadores. Gracias, chicos.

La normativa legal aplicable va en función de cada Comunidad Autónoma que tenga regulada las funciones. En Cataluña, por ejemplo, sería el Decreto 112/2010, de 31 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de espectáculos públicos y actividades recreativas.

Tras esta breve introducción, desearía ofrecer al lector un nuevo artículo. Para aquel que desconozca la normativa de seguridad privada y de personal de admisión y control de accesos, le invito a conocer en el enlace siguiente un primer artículo que escribí sobre este tema.

Seguridad Privada y Personal de Control de Accesos: Dos mundos, un continente.

Es una profesión dura, debe agradar al que la realiza, no siempre es recompensada ni agradecida como se merece y debería estar llamada a una regulación y ordenamiento de mayor calibre al actual.

Vaya el presente artículo con mis respetos y reconocimiento a los profesionales del oficio, muchos de ellos habilitados como Vigilantes de Seguridad, también.

Un profesional lo es por sus capacidades y cualidades, formación, estudios, conocimientos generales, asertividad, empatía, análisis, resolución de conflictos, resistencia al estrés, etc. Actuar con la fuerza mínima indispensable a cada momento en función de la realidad del momento.

Siempre se dice que de la teoría a la practica va un trecho importante, un abismo, vaya. En las profesiones donde hay contacto directo con la gente, sucede este abismo. Policías, Sanitarios, Seguridad Privada. Profesiones con trato directo con el mundo de la noche en general. Tratar con borrachos, drogados, insolentes y mal educados que creen equivocadamente estar en posesión de la única verdad y razón es complicado.

Aún así, evidentemente no olvidamos ni debemos dejar caer en el olvido que siempre da mejor resultado a la hora de dirigirse a la gente que se comporta mal, hacerlo con educación, respeto y decirles el motivo del porqué se actúa, sea haciendo valer el derecho de admisión legalmente establecido y/o solicitando la atención de la Policía en cuanto recibamos amenazas hacia nuestra integridad física o de nuestro entorno familiar por hacer nuestro trabajo con honestidad. Normalmente, la mayoría suele responder bien. La pena viene con aquellos que siguen desafiando y comportándose mal e incluso aumentan su nivel de conflictividad como dejando claro que son los machos alfa del lugar, provocando inevitablemente tener que actuar con mayor decisión y proporcionalmente a sus desafíos sin sentido.

El personal de admisión y control de accesos son, por norma general, trabajadores honestos que pretenden tener la noche en paz, realizando su labor con la mayor profesionalidad posible. Es una profesión dura, difícil, con demasiadas incomprensiones y es comprensible que aun con respeto, quienes van de fiesta digan que los “porteros” son poco habladores o muy secos y serios. Hay que tener en cuenta que los “porteros” no están esa noche de fiesta, están trabajando y deben no distraerse ni ser distraídos al igual que a ningún trabajador le agrada que le molesten en su puesto de trabajo.

Afortunadamente cada vez son menos los “matones de equina, rompe huesos o gorilas”, como algunos denominan a la totalidad de los controladores de accesos en discotecas y pubs. El oficio va adquiriendo mayor profesionalidad conforme pasa el tiempo. Y en ese sentido, la gente debe comprender y no interferir sin tener toda la información del suceso, que cuando ve una acción de enfrentamiento ya iniciada donde tenemos a uno o varios controladores de accesos o Vigilante de Seguridad usando la fuerza mínima indispensable ante una o varias personas, que no ha habido más remedio que actuar y que algún ilícito habrá hecho el usuario provocador de la situación sin dejar opciones al dialogo y a la razón. La gente debe comprender que no se actúa con cierta determinación gratuitamente. Todos queremos llegar a casa sin problemas y pasar una buena noche. El personal de admisión y control de accesos, el que más y con mayor interés.

Daniel M.A. trabaja en un local de ocio nocturno como personal de admisión. Cuenta con años de experiencia en el mundo de la noche. Trabaja en la costa, provincia de Barcelona.

Raúl ¿Por qué te hiciste controlador de accesos?

Dani Lo vi en un anuncio y me animé a hacer el cursillo.

R ¿Qué características debe tener un controlador de accesos de discoteca?

D Seguridad y confianza en uno mismo.

R ¿Crees que hace falta más regulación legal hacia el personal de admisión?

D Lo más importante creo que ya lo sabemos, la reanimación. Pero bueno, no viene de más saber algo más.

R ¿Alguna vez negaste la entrada a un usuario?

D Sí, claro.

R ¿Cómo tratas las situaciones de conflicto entre usuarios o con un usuario?

D Con firmeza, respeto y educación.

R ¿Y si esa situación se descontrola?

D Pido ayuda a mis compañeros y si se complica la cosa se llama a la Policía.

R ¿Te dan mas problemas las mujeres o los hombres?

D Los hombres.

Raúl Barberán
Jefe de Seguridad y Director de Seguridad
Formador en Seguridad Privada

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *